Diferencias entre un autónomo y un autónomo societario - Datali Group

Cuando se quiere empezar un negocio surgen muchas dudas. Una de ellas, tal vez de las más importantes, está relacionada con el tipo de autónomo que seremos. En España existen diferentes tipos de autónomo, y dependiendo de los casos, uno de los más importantes es el autónomo societario. En este artículo nos centraremos en las diferencias principales entre un autónomo y un autónomo societario. 

Principales diferencias entre un autónomo y un autónomo societario

Sin lugar a dudas, la principal diferencia es que las obligaciones contables, mercantiles y fiscales son mucho más sencillas para un autónomo que para un autónomo societario. La tributación de un autónomo se realiza a través del IRPF, que es un impuesto progresivo. En cambio, en las sociedades se paga un porcentaje fijo en base al Impuesto sobre Sociedades. Por lo que, por ejemplo, a los trabajadores por cuenta propia que tengan un gran volumen de ingresos les interesa constituir una sociedad, ya que los tramos altos del IRPF tienen porcentajes más elevados.

Pero para los negocios que están empezando, se tiene que valorar que los autónomos societarios no pueden beneficiarse de bonificaciones de la Seguridad Social, como por ejemplo la tarifa plana de los autónomos. Además, la constitución de una sociedad es más larga y costosa que la alta de autónomo. Para ello se debe acudir al Registro Mercantil y realizar todos los trámites que esto conlleva.

Del mismo modo, cabe destacar que la responsabilidad de un autónomo se extiende hasta sus bienes privados. Por el contrario, en el caso del autónomo societario es más ventajosa, ya que está limitada al capital de la sociedad. 

Diferencias en la cuota mensual

Uno de los puntos principales es el pago de las cuotas mensuales. Por ejemplo, en el caso del autónomo societario no podemos beneficiarnos de bonificaciones o tarifa plana. En este caso, la cuota a pagar rondará los 364,22€ mensuales, unos 4.370€ anuales. En cambio, un autónomo que cumpla los requisitos podrá beneficiarse de la tarifa plana y pagar 60€ mensuales durante el primer año. La diferencia entre ambas cuotas es bastante importante, por lo que se tiene que valorar el cambio.

Requisitos para ser un autónomo societario

Un autónomo societario es, en pocas palabras, un trabajador por cuenta propia que ha constituido una empresa en cualquiera de sus formas jurídicas. Los autónomos que constituyen una sociedad mercantil son considerados autónomos societarios, por lo que mantienen su condición física como autónomos, pero con algunos cambios.

Algunos de los requisitos para ser autónomo societario son los siguientes:

  • Poseer al menos el 33% del capital social de la empresa y trabajar en ella
  • Realizar labores de dirección o gerencia en la sociedad, además de tener un mínimo del 25% de participaciones de la sociedad
  • Si no se cuenta con participaciones en la sociedad, se debe convivir con uno de los socios siempre y cuando esta persona disponga de como mínimo el 50% del capital.

Si estás valorando constituir una sociedad, no dudes en contactar con especialistas en esta materia. En Datali Group podemos ayudarte y asesorarte sin ningún compromiso para que puedas valorar llevar tu negocio al siguiente nivel.

También te podría interesar...

Leave a Comment

Últimos artículos

Vender en Amazon como particular - Datali Group
Cuanta Anuales - Datali Group
Declaración de IVA mensual o IVA trimestral - Datali Group
La importancia de auditar tu negocio online - Datali Group
Diferencias entre un autónomo y un autónomo societario - Datali Group